domingo, 18 de septiembre de 2011

De la "mano invisible del Mercado" a "la mano visible del Estado"

El primer gran economista de la historia, Adam Smith, dijo aquello de que "hay que dejar al mercado libremente que...guiado por una mano invisible...conseguirá la mejor asignación de recursos". Este postulado fue seguido "a rajatabla" ( y con éxito) por la inmensa mayoría de los países desarrollados en las últimas décadas del pasado siglo y en los primeros años del actual, justo hasta aproximadamente el año 2.008. Y es que, como todos sabemos, ahí se sitúa el comienzo de la actual crisis (aunque desde el 2.007 había signos claros de recesión mundial); ¿qué hicieron los gobiernos de las economías más importantes del mundo ese año?: "que empezaron a reunirse para llegar a fórmulas comunes de actuación" (especialmente el G-20 y los países de la zona euro). Tres largos años han pasado, la crisis permanece e incluso, en los últimos días, amenaza con nuevas recaídas. No sabemos qué pasará, pero lo que parece claro es que, si queremos salir de ésta, habrá que tener en cuenta la globalización y desarrollar normas económicas comunes de actuación a nivel internacional, es decir, seguir contando con "la mano visible del Estado". Y es que parece que no nos queda otra.

1 comentario:

Jose Maria Castellanos dijo...

Pienso que las dos manos siempre han existido, asi no nos hayamos dado cuenta. Es una forma de progresar y al mismo tiempo controlar que la una no abuse de la otra, con el detrimento de los ciudadanos de cada pueblo o aldeas globales.