domingo, 4 de noviembre de 2012

¿Economía de guerra o guerra al sistema económico?

Hasta hace poco no había crisis, todo iba bien y no nos importaba dejar propinas en los restaurantes o pagar unos euros de más por tener un coche como el de mi vecino o un móvil como el de mi compañero de trabajo o una tele como la de mis amigos.
Está claro que la crisis nos ha hecho, entre otras cosas, comenzar a conjugar en primera persona un verbo que conocen bien nuestros abuelos: AHORRAR.
Comemos más en casa y menos en restaurantes, utilizamos cada vez más productos de las llamadas "marcas blancas", intentamos ajustar al máximo el empleo del móvil para ahorrarnos unos céntimos, etc.

El periodista y escritor José Miguel Vila nos invita a ver el lado positivo: "Lo importante ahora es ver si alguna vez aprendemos la lección de no mirar con envidia al vecino y dejar de seguir haciendo esos estúpidos ejercicios de apariencia como las que al menos por un instante, nos igualaban al triunfador. Con estos propósitos individuales que, en última instancia no son sino un cambio de valores, creo que el sistema podría modificarse en todo aquello que hemos visto que fomenta el consumo por el consumo y no el verdadero bienestar de los ciudadanos."..."Otra cosa bien distinta es aplaudir acciones tan reprobables como asalto a supermercados o tomas de hoteles de lujo y sedes bancarias."
En este último aspecto, y según su opinión, el objetivo de estas acciones reprobables es igualarnos a sistemas como el chino, coreano del norte, cubano o venezolano. Por eso concluye: "una cosa, la primera, es hacer frente con sentido común a la situación de guerra a la economía a que nos ha abocado la crisis y, la otra, es declarar la guerra a un sistema económico y pretender sustituirlo a la fuerza por otro infinitamente peor."

¿Y tú qué piensas?

Más información: diariocritico.com

13 comentarios:

Ainoa Navarro 1ºC dijo...

En estas líneas el periodista José Miguel Vila, nos informa de la crisis, cosa que hasta hace poco no había ya que no nos importaba pagar por bienes secundarios innecesarios, solo por aparentar tener más de lo que nos podíamos permitir. Cosa que ahora no podemos hacer, ya que con la crisis, tenemos que empezar a ahorrar, preocupándonos más por las cosas que nos hacen verdaderamente falta y prescindiendo de las que no son necesarias, como las marcas ya que puedes conseguir un producto de la misma calidad mucho más barato al ser de marca blanca, también una de las cosas que nos ayudaría a ahorrar sería tener un consumo responsable en casa, apagando la luz por el día, ahorrar agua, no dejar enchufados los cargadores de móviles, ordenadores ect, ya que aunque no estén cargados por el simple echo de estar enchufados gastan electricidad.
En este artículo periodístico se tratan los temas de:
-El coste de oportunidad: `` Comemos más en casa y menos en restaurantes´´ Quiere decir que es a lo que debemos renunciar para conseguir algo, ya que si comemos en casa, nos ahorraremos el dinero de ir fuera. Pero si comemos fuera nos ahorraremos el trabajo.
-Economía no eres tú, somos nosotros: ``No nos importaba dejar propinas en los restaurantes o pagar unos euros de más por tener un coche como el de mi vecino o un móvil como el de mi compañero de trabajo o una tele como la de mis amigos.´´ Quiere decir que nos dejamos llevar por los demás a la hora de tomar decisiones económicas.
-La economía china: En este último aspecto, y según su opinión, el objetivo de estas acciones reprobables es igualarnos a sistemas como el chino, coreano del norte, cubano o venezolano. China es nombrada, ya que es una de las economías más fuertes del mundo.

Iris Varela Rodríguez (1º Bach D) dijo...

En este artículo, se puede apreciar como el periodista José M. Vila, nos mantiene al tanto de la actual crisis. Donde nos hace una pequeña referencia, de lo que éramos a lo que llegamos a ser, a como hemos cambiado nuestros hábitos de una vida cómoda llena de caprichos, a la gran palabra de nuestros abuelos AHORRO.
En la noticia, se puede ver como los 3 sectores de agente económicos se ven afectados; las familias e individuos, porque han dejado los caprichos atrás, el salir a comer a un restaurante, o a simplemente comprar un detergente de marca blanca, a las empresas, porque ahora lo importante es ahorrar y se consume menos, y al sector público, porque si la crisis afecta a las familias y a las empresas que es lo que ellos administran, ellos también acabaran perdiendo.
Hay un gran coste de oportunidad en esto de ahorrar ya que si, si como en mi casa renuncio a ir al restaurante que es más cómodo, si me compro un coche más barato y económico, estoy renunciando al coche guay que tiene mi vecino, y si me compro un champú de marca blanca estoy renunciando al champú de una marca mejor. También hay un coste marginal, debido a que tienes que debatir entre el coste y el beneficio adicional, frente al coste y beneficio marginal. También nos estamos moviendo por incentivos, ya que buscamos el mayor beneficio posible, el cómo poder ahorrar un dinero de más ante la crisis y así gastar menos, ya sea en las rebajas, en ofertas ocasionales de productos..
También se podría decir que el gran problema de esta crisis, es las necesidades secundarias, esas que buscamos obtener para que nuestros bienestar sea mejor, el exceso de consumición, para que quieres tener un Iphone si te puede conformar con un simple Nokia, para que comprarte 3 portátiles y una tablet, si puedes tener uno o incluso ir al cíber, está claro que nos hemos cegado por el bienestar absoluto, por la nuevas tendencias y por lo más moderno.
En mi opinión, está claro que la crisis la hemos provocado entre todos, entre esos políticos que no se conforman con su sueldo como si fuera poco, y se dedican a la corrupción, o desde el primo de la vecina, que porque su amigo se compre un chalet al pie de la playa, él va y se compra otro. Siempre hemos buscado tenerlo todo, tener las nuevas tecnologías y las nuevas tendencias, ir a la moda, y poder presumir de ello, qué más daba gastarte 70 € e unas Vans a comprarte unas idénticas de marca falsificada a 8. Tarde o temprano, todos estos caprichos, nos pasarían factura hasta tal punto que acabaríamos hasta por renunciar hasta lo más mínimo, son tiempo de crisis y tiempos de ahorro, nuestros debidos excesos nos han pasado factura.
Pero también podríamos optar por otros tipos de sistemas económicos como el chino, o al coreano, quizá sería una nueva forma de administrar nuestra economía, o tener otro tipo de conceptos para dedicarnos un poco más al ahorro.

Cristián Cornejo A. 1ºBach D dijo...

La actual crisis, nos está haciendo razonar, de lo que es indispensable y de lo que no nos aporta lo necesario, en los que como siempre, destacan los agentes económicos.
Nuestras actividades domésticas, nos hacen que gastemos menos en ir a lugares fuera de casa que, incluso lo podríamos hacer en nuestro domicilio o ahorrando en la utilización del móvil. Hay que dejar de utilizar un poco el mercado de productos, ya que con la crisis que nos invade, gastar dinero en un bien o servicio innecesario es un poco ignorante. Este término ahorrativo ha hecho daño a las empresas, ya que pueden arruinarse debido a que no se demandan sus productos, al igual que el tercer estado, que controla empresas a través del Estado.
Ahora mismo, lo importante es desarrollar bien tu economía doméstica, es decir, no gastar en bienes innecesarios tanto para ti, como para tu familia, ya si no es ahora, en un futuro próximo si la crisis que hay en estos momentos no mejora, puede pasar factura, por eso hay que decidir frente a los costes adicionales en el momento de elegir nuestra economía o dejar de incentivarnos por lo que tu amigo o vecino tiene de última generación y tu también lo quieres.
En definitiva, habría que mirar bien, si las decisiones del mercado son las mejores o inclinarte por las impartidas por el Estado, como dice el sistema de planificación central, o seguir consumiendo necesidades secundarias y así poder arruinarte, eso está en cada uno

Cristina Manzano 1ºD dijo...

El tema principal de este artículo es la diferencia a la hora de gastar que hay ahora, con respecto a los tiempos de bonanzas antes vividos en España.
Unos años atrás no nos importaba tanto gastar, o despilfarrar, que era lo que muchos hacían, sin embargo, ahora nos lo pensamos muchísimo más, buscamos las ofertas, los descuentos, y sobretodo prevalece la utilidad a los caprichos. El periodista Jose Miguel Vila nos invita a ver la parte positiva de ello, y es que a lo mejor estamos aprendiendo la lección, es posible que nos estemos dando cuenta de que es importante ahorrar y guardar el dinero en vez de gastarlo en cosas que en muchos casos son inútiles, porque ahora nos hemos dado cuenta de que las épocas buenas no duran eternamente, y que debemos estar preparados para pasar tiempos que no sean tan prósperos económicamente.
Esta situación afecta sin duda a los tres agentes económicos:
- Las familias: que miran mucho más a la hora de gastar con el propósito de conseguir calidad a buen precio, y es que las familias españolas no lo están pasando bien en su mayoría debido a los problemas económicos.
- Las empresas: este agente debe buscar la manera de motivar a las familias a que consuman sus bienes o servicios, ya que si no ellos también quebrarán. Es en estos momentos cuando deben agudizar su ingenio, para encontrar la fórmula del éxito.
- El Estado: este último agente también se ve claramente afectado por esta situación, no hay más que ver que cada vez los ciudadanos pagan más y reciben menos. Esto se debe a que, al igual que los demás, el Estado se endeudó en buenas épocas y ahora parece ser que lo está pagando el contribuyente.
Desde mi punto de vista, el autor de este artículo tiene un punto de vista demasiado positivo ante esta situación. Sería perfecto que a partir de esta situación todos aprendiéramos a no despilfarrar y a ahorrar, a gastar de forma racional. Pero yo no lo veo tan claro, ya que por algo las crisis son cíclicas en este sistema económico. Tan pronto vuelva la prosperidad económica, creo que volveremos a un modelo de consumismo desenfrenado, y eso nos volverá a llevar a los créditos, y a las deudas imposibles de pagar en la próxima crisis.

Debora Chacon de Armas 1ºBach D dijo...

Este artículo nos habla del “Ahorro”, la crisis que estamos viviendo nos está ayudando a apreciar más el dinero y no desperdiciarlo tanto como antes. Antes gastábamos dinero sin pensar, ahora pensamos más las cosas antes de comprar, y estamos siempre mirando ofertas, descuentos, etc. José Miguel Vila, quiere que veamos la parte positiva de esta crisis. Gracias a ella hemos aprendido a valorar más el dinero y a hacer mejor uso de él, gastándolo en cosas necesarias e indispensables, y no en cosas no necesarias. Por eso, José M. Vila nos enseña el lado positivo de “Ahorrar”. Esta noticia afecta a los 3 agentes económicos que hemos estudiado. Con respecto a las familias afecta en la hora de comprar o de elegir productos, queremos conseguir buena calidad a un buen precio, pensamos mucho más a la hora de comprar, estamos buscando siempre ofertas o descuentos, con este tiempo de crisis las marcas blancas son más utilizadas. Otro agente económico afectado son las empresas. Las familias al verse afectadas por esta crisis, no compran tanto como antes, y las empresas se han visto obligadas a bajar los precios de sus productos para que la gente compre más, porque si siguen con los mismos precios, la gente no compra, y al no comprar, pueden verse obligadas a cerrar sus tiendas o establecimientos por impagos. El último agente afectado por esta crisis es el Estado. El Estado no tiene el suficiente dinero como para poder cubrir las necesidades básicas de todos los ciudadanos, por esa razón es por la cual han surgido los recortes en aspectos como educación y sanidad. La población cada vez tiene que pagar más para cubrir sus necesidades porque el Estado no tiene suficiente dinero para pagarlas. Con respecto a mi opinión, yo pienso que José M. Vila nos quiere hacer mirar el punto de vista positivo de las cosas, y quiere que seamos positivos ante cualquier situación y ante cualquier problema, porque no siempre va a ser todo bueno, siempre hay épocas buenas y épocas malas, y incluso en los momentos malos hay que ser positivo, que es lo que nos quiere dar a entender José M. Vila.

Cristina Asensio Cabrera 1ºC dijo...

En esta noticia se ve claramente que el tema principal son los cambios económicos que sufrimos con la crisis, como por ejemplo la diferencia de gastos que hacíamos hace unos años cuando había serenidad económica, a la situación económica actual.
También se menciona como muchas veces nos dejamos llevar por el consumismo al compararnos con las personas de nuestro entorno. Por ejemplo, nos compramos una casa nueva y ponemos una cocina tan cara y bonita como la de la vecina, pero después cocinamos en una cocina vieja en el garaje. Esto se hace solo para aparentar ante otras personas.
Jose Miguel Vila, afirma que actualmente nos estamos empezando a dar cuenta de que no se puede gastar por gastar y nos estamos concienciando de que con la que está cayendo lo mejor es ahorra.
Los agentes económicos que se dan y se van afectados en esta noticia son: las familias, ya que estas al verse tan afectadas comienzan a decantarse por calidad a buena precio y dejar a un lado las marcas.También las empresas, estas tienen que buscar la forma de convencer a los consumidores para que compren sus productos y así maximizar sus beneficios. Y finalmente, el Estado, ya que estos se ven inmersos en la crisis debido a lo mal que han llevado a cabo la economía del país y ahora lo están pagando los ciudadanos.
Esta noticia la podríamos relacionar con los sistemas de economías mixtas, ya que el gobierno también se ve involucrado en el tema e intenta corregir sus fallos.
Desde mi punto de vista, por una gran parte estoy de acuerdo con el autor, ya que con los tiempos que corren no deberíamos gastar por gastar y ahorrar por lo que pueda seguir viniendo. Por todo ello deberíamos tener en cuenta el punto de vista positivo que se da y ser conscientes de que una vez que compramos algo ya es imposible recuperar el dinero, por lo que debemos meditar las cosas antes de hacerlas.

Sabina Gonzalez (1º Bach C) dijo...

En este articulo nos quiere transmitir como hemos llegado de un estado que podiamos permitirnos gastarnos el dinero en cosas secundarias ( bienes secundarios )lo que nos ha llevado a la crisis con lo que ahora luchamos con poder llegar a tener unos bienes para poder cubrir las necesidades basicas por ello ahora tenemos que hacer cosas por las que no nos preocupabamos antes,ahorrar.Por ello no nos movemos por la comodidad o porque necesitemos que nuestro coche o nuestra casa sea mejor que la del vecino o necesitemos tener lo que tiene el de al lado,sino por lo que nos sale mas barato (es decir que nos movemos por incentivos) por ejemplo salir a cenar simplemente para no cocinar ya no nos lo podriamos permitir ya que tenemos que ahorrar en todo lo posible lo que implica un coste de oportunidad porque debemos renunciar a la comodidad de salir a comer fuera y quedarnos en casa .
NO hemos sabido concienciarnos desde un principio que no se debe gastar por gastar (por lo que nos ha llevado a la gran crisis que tenemos ahora) sino simplemente tenemos que cubrir nuestras necesidades basicas y gastar el dinero en cosas de las de verdad necesitemos aunque mejor tarde que nunca,esto solo puede ir a mejor o a peor y esta en nuestras manos.

Pablo Javier Vera Sosa 1ºbach C dijo...

La noticia nos intenta transmitir la idea de como antes la población gastaba más, comparándolo con la situación actual, donde sufrimos una crisis y las personas se piensan cada vez más en que gastar su dinero y buscan nuevas formas para poder ahorrar.
El autor de la noticia hace una pequeña reflexión sobre como muchas veces compramos bienes solo por aparentar, como por ejemplo, me compro un sillón nuevo y después no me siento a gusto en el sillón para no estropearlo, y no digo que este mal cuidar las cosas, a lo que me refiero es a que hacemos muchas cosas con la intención de aparentar. Además el autor menciona que con la actual situación económica deberíamos empezar a ahorrar en vez de gastar por gastar.
Los agentes económicos que intervienen en la noticia son:
-Las familias, que tienen que tener en cuenta el precio de los productos a la hora de elegir, para satisfacer a sus necesidades.
-Las empresas, estas tienen que conseguir que las personas compren sus productos para que estas puedan obtener beneficios.
-El Estado, este agente económico esta sufriendo las consecuencias de la actual situación económica ya que también se ha endeudado.
Esta noticia la podríamos relacionar con el apartado que vimos en clase sobre los sistemas de economías mixtas, ya que en este tipo de economías interviene el Estado y el Estado español interviene en la economía por lo que se ve afectado por la crisis, y intenta poner un fin a esta.
Desde mi punto de vista, estoy de acuerdo con la idea que nos intenta transmitir la noticia, ya que muchas veces compramos por comprar incluso cuando no nos hace falta un determinado bien, en vez de ahorrar ese dinero para las futuras situaciones económicas críticas, << si tienes 5 pesetas, gástate 4 y ahorra 1>>.

sara moutaouakkel dijo...

En este articulo el autor José Miguel Vila, quiere transmitir de que con la crisis lo que debemos a hacer es ahorrar porque antes la gente compraba de todo incluso cosas que no necesitaba ante los españoles compraban ropa de marca, coches,para satisfacer sus necesidades o ser mejor que el vecinos o amigos etc...incluso aveces cuando vamos a un bar u un restaurante pagamos mas de lo que debemos por ejemplo tenemos que paga 5 euros y pagamos 6 euros pero a hora con la crisis no podemos dejar ni un céntimo.Creo que con esta crisis vamos aprender muchas cosas y una de ellas es ahorrar como en la época de nuestro abuelos como decía el autor de este articulo. pero hay que ahorra siempre porque nunca sabes lo que pasara en los otros años si habrá crisis o no, como mucha gente no ahorrado en esa crisis y incluso gente que conocemos o familiares, están pagando la consecuencias.

Ylenia Vega Fernández. 1ºBach.D dijo...

La idea principal del texto es la diferencia de gastos que hay ahora a los que había antes de la crisis.
Antes comprabas sin mirar precios, salías cada vez que querías a comer fuera, por el simple hecho de que te ahorrabas el trabajo de cocinar tú, dejabas propinas en todos los lugares en los que comprabas, pero no te dabas cuenta del dinero que derrochabas. Y ahora es cuando razonan de todo el dinero que se han gastado cuando no había crisis, comprabas cosas innecesarias solo por sentirte mejor que los que te rodeaban, sabiendo que no te hacía falta. Pero ahora no es así, ahora solo se fijan en los precios, en las ofertas y en los descuentos, compran “marcas blancas”, que no serán de la misma calidad pero si hay una gran diferencia de precios. Varios establecimientos han cerrado a causa de esta crisis, ya que las personas no van a comprar como iban antes, ahora solo van al lugar más baratos donde estén los productos.
En esta noticia podemos ver un coste de oportunidad, en el sentido de que, ahora comemos en casa cuando antes, por comodidad, lo hacíamos en un restaurante. También podemos ver un coste irrecuperable, todo el dinero que hemos malgastado comprando objetos secundarios. Nos movemos por incentivos, ya que estamos buscando el modo de ahorrar más comprando lo mismo.
La crisis está consiguiendo dos aspectos: En el lado positivo, se está consiguiendo un cambio de valores, estamos cambiando el consumir por consumir para preocuparnos por el bienestar social. En el lado negativo, son las malas acciones declarando la guerra al sistema financiero. Esto lo único que hace es empeorarlo todo.
La escasez de recursos de nuestra sociedad actual es la responsable de que las familias y los individuos gestione mejor el dinero, y pase a consumir las marcas blancas, no comer fuera de casa tanto, … en fin, intentando satisfacer las necesidades primarias y dejando aparcadas las necesidades secundarias.

Saadia Louza Boulourhmane 1ºD dijo...

Este artículo compara la situación actual, en la que sufrimos una crisis, a la antigua situación en la que la población no se preocupaba por lo que gastaba. En estos tiempos, las personas se piensan más las cosas a la hora de gastarse el dinero, y buscan nuevas formas de ahorrar como lo son la de no coger mucho el coche para no gastar gasolina, o comprar productos más baratos de los que solíamos comprar.
Si nos pidiesen relacionar este artículo con un tipo de sistema, sería claramente con el sistema de economía mixta, ya que en cierto modo estamos en esta situación gracias al Estado y este busca una relación para salir ilesos de esta situación.
La idea que pretende dar el autor es que gracias a esta crisis hemos escarmentado y ahorramos algo más. Ahora, a todo el mundo le preocupa el dinero, y uno no se lo gasta así como así, sino que lo hace solo en lo que encuentra estrictamente necesario y en darse algún capricho de tiempo en tiempo. El autor también hace alusión al tema de que a veces compramos cosas por aparentar porque, por ejemplo, queremos tener un teléfono móvil mejor que el de nuestro amigo aun teniendo ya uno que tiene todo lo que necesitamos.
En esta noticia aparecen los agentes económicos. Intervienen de esta manera:
-Las familias, ahora ya no se pueden permitir comprar todo lo que quieren y tienen que tener cuidado y elegir entre precios y productos para cumplir su objetivo, satisfacer sus necesidades.
-Las empresas, deben buscar ahora maneras de que las familias elijan sus productos, para no caer en quiebra. Muchas han tenido ya que cerrar al no obtener beneficios.
-El Estado, que en su tiempo se endeudó, ya no puede hacer frente a ciertas deudas y hace que sea la población la que pague, ya que el ciudadano cada vez recibe menos y paga más.
Desde mi punto de vista, siempre tendremos este tipo de problemas. Pues, aunque saliésemos ilesos de esta situación, los agentes económicos volverían a despilfarrar y a endeudarse y volveríamos a entrar en otra crisis igual o incluso peor. Por lo que estoy de acuerdo con este artículo, y pienso que la actual situación debería hacernos reflexionar y cambiar nuestra manera de pensar y ver las cosas. No nos vendría mal empezar a ahorrar y a guardar el dinero para problemas futuros que podríamos tener.

María Teresa Ramírez Sánchez 1ºD dijo...

El artículo nos muestra cómo ha cambiado nuestra vida hasta ahora, de como el paso del tiempo nos ha pasado factura.
Ahora nos damos cuenta de que ahorrar era lo necesario para nuestra supervivencia, pero con el sistema económico que tenemos hoy día está claro que avanzar nunca será la palabra adecuada, tal vez lo correcto sea decir que vivimos en una sociedad económica estancada.
Una vez dejado atrás los valores y pensamientos de la gente mayor , nos damos cuenta tarde , de que ellos hacían lo correcto, en estos momentos nos encontramos en un bucle temporal del que tal vez salgamos pero que tarde o temprano volveremos a caer, por culpa del sistema económico en el que estamos.
Toda esta situación no afecta solo a un agente económico sino a los tres:
- Las familias : intenta satisfacer sus necesidades, con los bienes y servicios que nos permiten obtener las empresas, pero debido a la crisis se han dado cuenta de que verdaderamente lo tienen todo y que no necesitan más de lo que ya poseen.
- Las empresas : producen bien y servicios para satisfacer muchas de las necesidades de las familias, no obstante si las familias no compran sus productos, estas quiebran.
- El estado : está compuesto por el poder político, claramente nos encontramos en esta gran crisis por “culpa” de ellos, muchos de ellos son los responsables de llevarnos a este ciclo sin retorno.
Como todo el mundo dice que al mal tiempo buena cara, tal vez en el momento el que nos encontramos esto sea lo correcto. Creo que toda esta situación de una manera inconsciente nos ha hecho aprender que debemos disfrutar plenamente de todo lo que tenemos, que no debemos gastar más de lo realmente necesitamos.
A parte del hecho de gastar, hemos aprendido a que todo lo que poseemos es bueno, y hemos aprendido a dejar atrás las envidias y las ganas de tener algo mejor que cualquier otra persona, hemos aprendido hacer mejores y ayudar a todos los que realmente lo necesitan sin pedir nada a cambio.

Alba Muro Peña- 1º D dijo...

Alba Mª Muro Peña 1BachD: En este artículo nos informa el periodista José M. Vila de la actual crisis nos hace reflexionar sobre lo que realmente necesitamos y de lo que es indispensable.
Se ven afectadas las familias, se ha dejado las comidas en restaurantes por comidas en casa, se compra más marcas blancas no se mira tanto las marcas tanto en ropa como en calzado ya que no podemos ahorra a veces más del 50% y nos hacen el mismo beneficio, porque ahora lo importante es ahorra. Las empresas deben buscar la manera de motivar al cliente que consuma sus productos o servicios de la mejor manera posible ya que si no es así se verán obligados a cerrar sus negocios. El Estado se ve afectado por la situación no tiene el dinero suficiente, y lo pagan los contribuyentes subiéndonos los impuestos, la sanidad y la educación cada vez hay más recortes. Podemos observar claramente en el artículo como hay un coste de oportunidad lo que debemos renunciar para conseguir otra cosa como por ejemplo en comprar artículos de marcas blancas para poder ahorrar y por otro lado también podemos relacionar el artículo con la economía mixta porque combina una economía de mercado y economía de intervención de Estado.
En mi opinión en positivo que la actual crisis nos hace entender que es lo que realmente necesitamos y lo que es indispensable, no comprar por comprar y valora lo que se tiene, y en negativo no debe haber recortes ni en sanidad ni en educación ya que es una necesidad básica para las personas.